Cómo sobrevivir a la revolución tecnológica

Te presentamos cuatro conceptos que necesitás tener en cuenta al momento transformar el modelo de negocio de tu emprendimiento en la era digital.

Cómo sobrevivir a la revolución tecnológica

Hoy, tanto las pymes –que en Argentina representan el 64% del empleo– como las corporaciones, se ven desafiadas por la llegada de la era digital y la singularidad, el surgimiento de startups innovadoras, y los cambios en los patrones de consumo. Por eso, es indiscutida la necesidad de replantear sus modelos de negocio para poder seguir siendo relevantes en el mercado.

¿Qué hacer? ¿Por dónde empezar?

1)    Comprender qué es un modelo de negocio.

Las empresas se organizan alrededor de “modelos de negocio”, que es la forma en que crean, entregan y capturan valor, es decir, la manera en que “hacen dinero”. Ejemplos de modelos de negocio son:

  • Venta de productos por única vez (H&M);
  • Venta de servicios por única vez (construcción o consultoría);
  • Servicios (peluquería);
  • Freemium (LinkedIn, Mailchimp);
  • Publicidad (Facebook, Google);
  • Licencia (Microsoft);
  • Intermediación (Airbnb);
  • Subscripción (Netflix);
  • Alquiler (Rent the Runway).

En las últimas dos décadas ha tomado relevancia el modelo de plataforma. A diferencia del modelo lineal en el que las firmas crean bienes o servicios y los sacan a la venta, las plataformas, además, permiten que los participantes o usuarios creen y consuman valor (1). A su vez, un modelo de negocio tiene dos dimensiones: la disposición a pagar de los clientes por el valor que les entrega la empresa (mercado) y la inversión que la empresa está dispuesta a hacer para generar y entregar valor a sus clientes (operaciones). Cuando nos planteamos algún cambio hay que tener en cuenta ambas. 

2)    Saber elegir las herramientas adecuadas. 

Cuando decidimos, por ejemplo, lanzarnos a vender online, a través de redes sociales o de un e-commerce, estamos incorporando una herramienta tecnológica a nuestro modelo de negocio: un nuevo canal para llegar a los clientes, la posibilidad de estar abiertos 7x24, la optimización de la inversión en publicidad, el ahorro de costos por la automatización de procesos, etc. 

Las herramientas o tecnologías permiten hacer cambios al modelo de negocio. Pero cuidado: todo cambio debe responder a una estrategia. Al poner al cliente en el centro es fundamental preguntarse qué, cuánto, cómo y dónde me pagan por ofrecer mi producto o servicio, ¿la herramienta satisface una necesidad? ¿crea algún valor para mi empresa o para mis clientes? Muchas mujeres eligen plataformas digitales porque les permiten flexibilidad a la hora de atender su trabajo y su familia. Pero ¿se puede atender un negocio de calzado femenino o de consultoría completamente online?

3)    Mantenerse relevante frente a la competencia. 

En un mundo VICA (volátil, incierto, complejo y ambiguo) las nuevas empresas –startups– irrumpen en industrias y sectores logrando, en algunos casos, desplazar a empresas establecidas. Habrán escuchado el término “uberización” de la economía, ¿verdad? 

Las startups son organizaciones diseñadas para buscar y atrapar una gran oportunidad de mercado altamente escalable. Comienzan haciendo una hipótesis sobre su modelo de negocio, salen a validar con el mercado y ajustan su producto o servicio según lo que las personas desean. Sus propuestas de valor son innovadoras, incorporan tecnología y tienen en cuenta las necesidades presentes y futuras de las personas que son o serán sus clientes.

search execution

Ante esta situación, las corporaciones se acercan al ecosistema emprendedor para comprender tendencias y adquirir innovaciones. A las pymes les cuesta más, pero estoy viendo dueños y dueñas que se interesan por los clubes de inversores ángeles y a las Cámaras ofrecer un espacio al emprendedorismo. Es el caso de CREA, que recientemente lanzó CREA Tech para vincular soluciones con las necesidades o problemas de sus miembros.

4) Adaptar el estilo de liderazgo para el cambio.

Cuando muchas variables cambian en forma repentina en una sociedad hiperconectada, como líderes, necesitamos habilidades blandas para promover culturas de trabajo tales que permitan a la empresa mantenerse relevante. Como Tanmay Vora escribe en "12 Critical Competencies For Leadership in the Future", les comparto 5 competencias y habilidades fáciles de implementar para liderar un cambio:

Tener una visión: tener una visión clara de dónde queremos posicionar a nuestra empresa y equipo es fundamental para atraer y retener talento y congeniar con la fuerza laboral más joven orientada a un propósito. 

Red y colaboración: crear, participar y fomentar redes empresariales y sociales a través de las redes sociales y la comunicación en persona, ayuda a colaborar hacia dentro y hacia afuera de la organización para aprender, descubrir tendencias y expectativas. 

Enfoque implacable en el cliente: "escuchar" la voz de los clientes, involucrarse y crear una relación a largo plazo para ayudarlos a navegar a través de los cambios. 

Desarrollar una mentalidad adaptativa: como hacen las startups, es fundamental experimentar constantemente el "prototipado rápido" para obtener retroalimentación temprana y frecuente que permita una realineación constante.

Desarrollar personas: son las personas las que hacen que las cosas funcionen. Modelar los comportamientos que se buscan, ayudar a las personas a desarrollar su conjunto de habilidades y actitudes, diseñar trabajo para aprovechar el potencial. Y, sobre todo, para una mujer líder: construir más líderes mujeres.

(1) Las Plataformas son la evolución producto del cambio radical de industrias completas, como Airbnb y Despegar produjeron en la forma de viajar de las personas.

TAGS: modelos de negocio, pymes. startups, liderazgo, cambio, era digital, 5ta revolución industrial.

POR: Lisa Ocampo
Soy Lisa Ocampo y me apasiona aventurarme junto a emprendedores y organizaciones en la realización de sus nuevos proyectos. Trabajé en países diferentes de América Latina, Europa y región MENA desarrollando el ecosistema inversor y emprendedor. Mi recorrido me llevó a crear mi marca personal LOP desde donde colaboro con diferentes organizaciones y emprendedores con especial foco en emprendedoras de alto impacto. Co-fundé la Asociación Marianne, soy Lic. En Economía y magister en Gestión de la Innovación. Sigamos en contacto. @lisaocampo.x

Santander

Santander® 2020
Todos los derechos reservados.