¿Cómo ser hacedoras de equipos?

El manejo empresarial siempre trae aparejados nuevos desafíos y encontrar talentos para tu equipo es uno de ellos.

¿Cómo ser hacedoras de equipos?

La idea del negocio funcionó, la estrategia está clara y los clientes continúan apareciendo día a día. Llegó ese momento en que agrandar el equipo ya no es sólo un deseo, sino una necesidad; y es que, con el crecimiento, también llega la instancia en que hay que rever procesos, roles y, por sobre todo, asumir el liderazgo positivo.

Cuando emprendemos, la cabeza está puesta en la futura empresa y en buscar la forma de conseguir el financiamiento para que, aquello que flota como idea, pueda hacerse realidad en las manos de quienes queremos que nos compren. Sin embargo, la formación de equipos y la delimitación de actividades y quiénes ocuparán determinados cargos son pensamientos que no aparecen hasta que se convierten en una instancia imposible de seguir sorteando. El problema es que, además de ser emprendedoras, debemos ser grandes hacedoras de equipos, porque allí está la clave para seguir creciendo.

Primero, es necesario conocer en qué espacios de la empresa necesitamos nuevos talentos, qué tareas no están siendo abordadas y cuáles las están haciendo personas cuyos roles no fueron pensados para asumir esa responsabilidad. Hacer una lista es la mejor forma y, a partir de allí, pensar qué profesionales pueden ayudarnos a ser mejores en esa temática.

La búsqueda del talento

Lo eficiente es definir qué competencias son necesarias para ocupar el puesto, así como también sincerarse con las dificultades que pueden surgir en el día a día de la persona que vaya a asumir esa responsabilidad. Así, preparar las entrevistas va a ser más sencillo y vas a poder hacer foco en las habilidades de la persona a través de situaciones reales que pueden surgir en la vorágine de la semana, como también, en su desarrollo, para continuar en el camino del crecimiento de la empresa.

Hoy el talento se trabaja en equipo. Lejos de trabajar entre cuatro paredes, las instancias de plantas abiertas o mesas compartidas permiten que los colaboradores y colaboradoras de las empresas puedan potenciarse entre sí. Por eso, en la búsqueda de la persona indicada para las actividades, también es importante tener en cuenta si ella o él aportarán ese valor agregado en el día a día.

En el caso de contratar jóvenes, por ejemplo, ese es un factor fundamental, porque una de las principales cosas que tienen en cuenta es cómo estará conformado el equipo, los valores que se reflejan en las personas que lo conforman y quién asume el liderazgo. ¿Por qué? Porque apuntan a que crecer en una compañía no sólo signifique hacerlo económicamente, sino también, socialmente. Hoy, la clave está en las redes y los contactos, dentro y fuera de las empresas.

Tu rol de liderazgo va a ser clave para potenciar ese talento, evitar la decepción de ambas partes y potenciar las habilidades de la persona que elijas. Acordate de que, a medida que se agranda tu equipo, también hay más personalidades a las cuales satisfacer, aportar, pensar, y hasta convencer.

TAGS: emprendedurismo, búsqueda de talentos, contrataciones, talento joven, millennials, SantanderWomen

POR:Sofía Quilici
Sofía Quilici es periodista (TEA) y Lic. en ciencias de la Comunicación (UADE). Profesionalmente se desempeña en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el área de Comunicación Interna y como Consultora en Comunicación Corporativa e Institucional en Binden Group, es redactora freelance en el diario Cronista Comercial y asesora a emprendimientos, pymes y empresas sobre comunicación y políticas de género.

Santander

Santander® 2020
Todos los derechos reservados.