Guía de reciclaje para la oficina

Si estás pensando en implementar políticas de reciclaje en tu oficina, probablemente te preguntes cómo dar los primeros pasos. Por eso, en esta nota te explicamos las claves para empezar a reciclar en tu pyme.

Tirando una botella de plástico al sesto de basura

La separación de residuos en origen, ya sea en el hogar o en el espacio de trabajo, es una de las claves a la hora de reducir el impacto ambiental desde nuestro lugar. Lo interesante es que los beneficios de incorporar este hábito no se relacionan únicamente con aportar un granito de arena a las cuestiones ambientales, sino que también puede tener gran impacto a nivel social, ya que implica colaborar con distintas organizaciones que se encargan de reutilizar o reciclar los distintos residuos para luego aportar a causas a benéficas.

En esta nota te compartimos una pequeña guía para distinguir y separar los residuos y a la vez aportar a grandes causas sociales desde la oficina.

¿Cuáles son los residuos reciclables?

Si bien cada oficina o ámbito de trabajo tiene sus particularidades y, por lo tanto, distintos tipos de residuos predominantes, para dar el primer paso en el reciclaje, podemos identificar algunos residuos reciclables que se encuentran habitualmente en la mayoría de los ámbitos laborales:

Papel: es uno de los principales residuos reciclables que se generan en las oficinas. Lo ideal es que, en primer lugar, se evite la generación innecesaria de impresiones. Cuando imprimir resulte inevitable, es indispensable promover la impresión automática a doble faz. Luego, cuando quede un papel con una carilla libre que ya no se utilice, se puede proceder a su reutilización como hoja borrador o incluso para armar anotadores internos. Los papeles que quedan se pueden reciclar, como veremos más adelante.

Cartón: si bien no se genera mucha cantidad de cartón en oficinas administrativas, de la misma forma que el papel, es importante incentivar su correcta separación para reutilizarlo cuando sea necesario o reciclarlo en el último de los casos. Se aconseja generar vínculo con alguna cooperativa de recolectores urbanos cercana a la oficina para asegurar una correcta entrega de este valioso material reciclable.

Plástico: el primer paso es tratar de evitar el consumo de productos que vengan en envases plásticos (botellitas, bandejas de comida, cubiertos descartables, sorbetes). Cuando consumir estos envases resulte inevitable, es indispensable lavar esos envases y disponerlos en los cestos lo más secos posible para su posterior reciclaje. Son varias las organizaciones que brindan soluciones para el acopio de distintos tipos de plástico, con las cuales las empresas deberían estar en comunicación permanente y pueden pasar a formar parte de programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de la empresa, sumándole un valor agregado a esta actividad diaria.

Alimentos: sería ideal complementar la separación de papeles, cartón y plásticos con una compostera en el comedor de tu empresa, la cual permita albergar los distintos restos de alimentos que se generen en el momento del almuerzo y así poder generar compost para nutrir la tierra del patio o las macetas del balcón. En la nota “Una solución para los residuos orgánicos de tu empresa” te explicamos cómo compostar en tu lugar de trabajo. La podés leer en el siguiente link:
https://www.santanderrio.com.ar/banco/online/pymes-advance/formacion-empresarial/pildoras-de-conocimiento/rse-y-sustentabilidad/una-solucion-para-los-residuos-organicos-de-tu-empresa

Cómo aplicar un plan de separación de los residuos en tu oficina

Con pequeños cambios de hábitos se pueden conseguir grandes beneficios. A continuación, veremos algunas recomendaciones y prácticas sencillas que pueden adoptarse según cada oficina, de forma que se puedan ver resultados enseguida y que el procedimiento para aprender a separar los residuos no sea tan difícil en el día a día:

  1. Identificar los diferentes tipos y cantidades de residuos que se generan y clasificarlos, por ejemplo, en reciclables secos (papel, cartón, plásticos) y reciclables húmedos para compost (alimentos). Para lograr este punto es importante capacitar correctamente a todo el personal. Puede ser con pequeñas charlas o cartelería adecuada en todo el piso, pero principalmente, cuidando que el cartel de los cestos donde se van a disponer los residuos reciclables sea claro.
  2. En función de la identificación anterior, se debe elegir un sistema de separación acorde. Es decir, si sólo se detectan papeles y plástico, se dispondrán cestos con dos carteles fáciles de interpretar. En general, las palabras acompañadas de imágenes resultan más ilustrativas para este tipo de actividades y contribuyen a una rápida y correcta identificación.
  3. Colocar los cestos en lugares accesibles y cómodos para los empleados, por ejemplo, un cesto para papeles cerca de la impresora y un cesto para plásticos cerca del comedor.
  4. Realizar un seguimiento del cambio de hábito con todo el equipo de trabajo, evaluando los avances, los beneficios, las dificultades y la necesidad de mejoras a fin de lograr una gestión de residuos más acorde a los objetivos de la empresa.

La clave en cualquier plan que involucre a todos los miembros de una empresa es la comunicación. No basta con la disposición de cestos con carteles bien identificados, si no informamos correctamente cómo se emprenderá la separación de residuos reciclables a todos los miembros del equipo de trabajo, qué es lo que hay separar y por qué es importante que todos incorporen estos nuevos hábitos. Explicarles a los protagonistas de estos planes de reciclaje por qué es necesario el cambio de hábito contribuirá a que el empleado se sienta parte de una acción importante para la empresa, para el medio ambiente y para la sociedad.

Para mayor información sobre los distintos tipos de residuos que se pueden reciclar es interesante leer “Enterate cómo reciclar los residuos más comunes” en el siguiente link:
https://www.dondereciclo.org.ar/como-reciclo

TAGS: reciclaje, RSE, sustentabilidad, separación de residuos, cambio, residuos, medio ambiente, consejos

POR: Evelyn Nashiro
Mi nombre es Evelyn Nashiro y soy Analista Técnico de Impacto Ambiental. Además, formo parte del equipo de trabajo de RCA - Estudio Ambiental, la cual brinda Soluciones Especializadas en Consultoría (http://rcaestudioambiental.com/). Soy Licenciada en Gestión Ambiental y complementé mi formación con cursos sobre Ambiente y Seguridad, Efectos Ambientales en la Salud, Arquitectura Sustentable y Energías Renovables. Me especializo en esta área, ya que siempre me sentí comprometida con la resolución de las problemáticas ambientales que nos afectan a todos.
Me podés encontrar en linkedin.com/in/evelyn-nashiro-39bb78142

Santander

Santander® 2020
Todos los derechos reservados.