¿Cuándo dejar tu trabajo de oficina y empezar con tu proyecto personal?

Si te estás haciendo esta pregunta, es importante que sepas que no se trata de tomar la decisión de un día para el otro. Es imprescindible que realices una evaluación previa para contar con toda la información que te garantice cierta estabilidad.

¿Cuándo dejar tu trabajo de oficina y empezar con tu proyecto personal?

"Debemos aceptar que no siempre tomaremos las decisiones correctas. Que a veces estropearemos las cosas. Pero, también entender que equivocarse no es lo contrario al éxito, sino parte de él", manifestó en una oportunidad la fundadora del diario Huffington Post, Arianna Huffington.

Si bien sus palabras son atinadas, es cierto que, ante decisiones trascendentales, debemos tomar medidas que minimicen los riesgos. Es decir, no se trata de tirarse a la pileta sin saber si hay agua. Las estadísticas indican que el 42% de los emprendedores falla porque no han sabido identificar las necesidades del mercado.

En ciertos momentos de la vida, muchas mujeres tenemos la necesidad de dejar nuestro trabajo estable de 9 a 18 horas en una oficina y abandonar la seguridad de que todos los meses ingrese un monto de dinero a nuestra cuenta bancaria para embarcarnos en la "fascinante incertidumbre" de emprender.

Las motivaciones son variadas: desde la maternidad y la ventaja de poder manejar horarios con mayor libertad, pasando por una realización personal o profesional de vivir de lo que realmente nos brinda plenitud, o simplemente dejar de tener jefe para convertirnos en nuestra propia girlboss.

Sin embargo, debemos hacerlo de una manera profesional, ya que no se trata de un hobby, sino de desarrollar una empresa.

Por eso, antes de tomar esta decisión, te proponemos que respondas con sinceridad a estas preguntas:

  1. ¿Es un deseo o tengo un propósito claro?
  2. ¿Estoy escapando de una situación laboral que no me hace feliz?
  3. ¿Tengo una idea o aún no sé por dónde empezar?
  4. ¿La idea de mi emprendimiento tiene que ver con lo que sé hacer o no?
  5. ¿Cuento con experiencia?
  6. ¿Necesito un equipo o podría empezar sola?

Si aún no contás con una idea desarrollada, la sugerencia es que puedas realizar algún proceso de coaching que te permita reconocer cuáles son tus fortalezas y tus deseos más profundos, con el fin de encontrar tu verdadero propósito.

En cambio, si ya la validaste, tenés un producto mínimo viable, pudiste hacer testeos entre clientes y ya sabés que funciona, entonces lo que necesitás es llevar a cabo un plan de negocios que incluya una planificación económico-financiera.

Si no sabés por dónde comenzar, te proponemos, en principio, ordenar la información y definir:

  1. ¿De qué se trata mi emprendimiento?
  2. ¿Qué problema resuelve?
  3. ¿Quiénes son mis competidores directos e indirectos?
  4. ¿Cuál es mi propuesta de valor que me diferencia de ellos?
  5. ¿Tengo dimensionado mi mercado potencial?

A partir de esta información te sugerimos que armes un plan financiero para determinar qué cantidad de ventas, gastos fijos y variables vas a tener por mes y qué inversión necesitás hacer. Esta información es de gran ayuda para conocer en cuánto tiempo vas a poder obtener un sueldo que te permita vivir de tu emprendimiento.

Evaluá diferentes escenarios, conocé en profundidad cuáles son los pros y los contras de dejar la relación de dependencia y, sobre todo, calculá los tiempos, para poder empezar tu nuevo proyecto en el momento justo.

TAGS: emprendedoras, emprender, trabajo independiente, freelance, crecimiento personal, emprendimiento, modelo de negocios

POR: Florencia Del Gizzo
¡Hola! Soy Flor Del Gizzo, Storyteller y Content Creator. Formada en la escuela de periodismo TEA, con Posgrado en Comunicación Institucional de la Universidad Austral. Comencé mi carrera hace 20 años y trabajé para diversas organizaciones y proyectos nacionales e internacionales, en las áreas de Comunicación, Marketing Digital, Desarrollo Institucional y RSE. Trabajé para los medios gráficos más importante del país: Clarín, Revistas Grupo La Nación, Editorial Televisa y Editorial Perfil. Desarrollé campañas y contenidos digitales y transmedia para diversas marcas, entre ellas Fundación AVON, Arcos Dorados, APSOT, von der Heide. Mi pasión por comunicar y mi experiencia dieron origen a Flor de Historia. @flordehistoria

Santander

Santander® 2020
Todos los derechos reservados.