Capacitaciones in-house

Online Banking

Te contamos qué son las capacitaciones in-house, para qué sirven y qué beneficios le traen a tu equipo de trabajo.

Desde hace algún tiempo sabemos que no basta con tener un título universitario para estar formado. Por ejemplo, si fabricás productos como guitarras que necesitan materia prima de diversas locaciones y las vendés no solo en el país, sino también otros, tenés que saber de comercio local, internacional, procesos de venta online, inglés y ¿por qué no?, otros idiomas.

El ritmo vertiginoso de la economía y del mundo en general nos obliga a estar capacitados sobre nuevos y diversos rubros o tareas. Por eso, lo ideal es que tu misma empresa sea la que provea esas capacitaciones en el ámbito de trabajo, para que el personal conozca qué necesita tu emprendimiento y, a su vez, enriquezca sus conocimientos, con el fin de sostener un negocio productivo y eficiente.

¿Qué es la capacitación in-house y para qué sirve?

Se trata del tipo de actividades que se desarrolla en el ámbito laboral y a “la carta”. Los cursos se llevan a cabo generalmente en las instalaciones de la empresa conforme a los horarios y días que el emprendimiento y el equipo de trabajo consideran conveniente.

Estas capacitaciones están creadas a la medida de la compañía y las personas que trabajan en ella.

Las clases se adaptan al tipo de trabajo que realiza el personal y el contenido introduce nuevas habilidades e ideas que pueden aplicar en la empresa. Por eso, es normal que cada curso use como ejemplos los problemas y desafíos reales que los participantes enfrentan diariamente en su trabajo. Por ejemplo, si nuestro emprendimiento comenzara a hacer negocios con China, el curso de idioma chino estaría volcado a aprender el idioma con contenidos sobre economía y comercio.

Entonces, en un curso de este tipo, la empresa decide qué capacitación quiere, cuándo la quiere y dónde desea que se lleve a cabo.

Ventajas de la capacitación in-house

Esta modalidad de capacitación se distingue de otras de las siguientes formas:

  • Una capacitación in-house logra una transferencia de conocimiento de forma más natural, ya que se utilizan los mismos términos y el mismo lenguaje con los que nuestro personal se identifica en la pyme.
  • Muchas veces estos cursos son dictados por empleados capacitados para tal fin como “formadores”, y son quienes mejor conocen la dinámica de la empresa.
  • El profesor de la capacitación o formador está disponible para los participantes luego de la sesión y dedica un tiempo a consolidar los conocimientos.
  • Surge desde y para los empleados: son ellos quienes marcan cuáles son las herramientas necesitan para desarrollar mejor sus tareas laborales diarias.
  • Brinda la oportunidad para que el empleado se involucre más con la empresa y logre fidelizarse con ella.
  • Permite al personal conocer sobre otros roles y responsabilidades que se desarrollan en su ámbito de trabajo.
  • Es un aprendizaje que se vive y se aplica directamente en el ámbito de trabajo.

Soluciones en casa y para todos los gustos

Si bien dijimos que cada curso in-house responderá a cada empresa, generalmente hay dos tipos: aquellos que capacitan en áreas funcionales y los que ponen foco en competencias blandas.

Los primeros enseñan a los empleados a usar herramientas. Dentro de esta categoría, las capacitaciones in-house más comunes son en finanzas, computación o marketing e idiomas. En este punto, si nuestro emprendimiento de fabricación de guitarras no sólo comercia con China, sino que lo hace online, es importante conocer, además del idioma, herramientas tecnológicas de procesamiento de datos

Por otro lado, las capacitaciones in-house que apuntan al desarrollo de competencias blandas ponen el foco en desarrollar las capacidades humanas de los empleados. Estas modalidades están cobrando especial interés en la actualidad, y van desde cursos de teatro y stand-up hasta yoga o pilates.

¿En qué puede ayudar esto a tu empresa y a su personal? No sólo lograrán ganar más confianza en ellos mismos, mejorar la voz y la expresión corporal y controlar sus emociones, sino que también podrán poner estas habilidades en juego al momento de negociar, ya que lograrán transmitir mensajes con mayor eficacia, claridad y seguridad. En consecuencia, tu equipo siempre estará listo para triunfar en conferencias o al momento de interactuar con clientes potenciales.

Es hora de que mires hacia adentro, analices qué necesita tu empresa y consultes a tus empleados cuáles son las habilidades que consideran necesarias para crecer en la pyme. Ya sabés que responder esa demanda con capacitaciones in-house puede sumar más valor del que esperabas.

TAGS: capacitación, bienestar laboral, cursos, consejos, emprendimiento, negocio internacional

POR: Karina Streger. Mi nombre es Karina Streger. Soy Licenciada en Periodismo de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) y especialista en Gestión de Redes Sociales de la Universidad de Palermo. Juego y veo fútbol. Me gusta mucho la música electrónica, las nuevas tecnologías, descubrir nuevos lugares para merendar y aprender idiomas: hablo inglés, francés y (me defiendo en) hebreo y portugués.

Santander Rio

Santander® 2020
Todos los derechos reservados.