En la primera parte de esta nota te contamos por qué tenés que incluir un pódcast a tu estrategia de comunicación. En este nuevo episodio, te contamos cómo hacerlo.

Te entusiasmamos con el tema del pódcast aplicado a la estrategia de comunicación de tu emprendimiento, pero nunca te contamos cómo hacerlo, así que seguro no lo hiciste o fuiste más allá, lo hiciste, pero terminaste hablando de cosas que no tienen nada que ver con tu proyecto. Pero venimos a ayudarte y te contamos por dónde empezar.

Ideas

Es obvio que tu pódcast va a tratar sobre tu emprendimiento, pero siempre van a existir muchas ideas para plantear en tu programa. Por ejemplo, si tu emprendimiento es de cajas, las temáticas que se pueden desprender de acá van desde tus inicios como emprendedor, la cocina del negocio, hasta entrevistas con referentes del sector; inclusive hasta podés pegar un salto intertextual (las cajas en el cine, las cajas en la historia universal) e interactivo (respuestas a preguntas de clientes en redes sociales). También podés irte del mundo de las cajas y realizar un episodio sobre emprendedores como vos. Las posibilidades son infinitas y te conviene anotarlas para encontrar el tono y un formato que se acomode a lo que querés.

Mis pódcastescuchas

Cuando hablamos de “tono” nos referimos a pensar en nuestros potenciales oyentes ¿Van a ser nuestros propios clientes? Sí, es muy probable, pero también serán futuros y potenciales seguidores ¿Quiénes son? ¿Qué información les puede parecer relevante? ¿Qué edad tienen? ¿De dónde son? ¿Cómo podemos hablarles? Son algunas de las preguntas que tenés que hacerte, casi las mismas que pensaste a la hora de establecer la estrategia en redes sociales.

Guión

Una vez que hiciste la listita de temas posibles y pensaste a quién querés hablarle, es hora de estructurar el episodio. No se trata solo de carisma y buena charla —no es una cita—. Por eso, si vas a hablar de algún tema específico te conviene pasarlo por escrito, ir punto por punto, escuchar el pódcast antes de realizarlo:

El primer punto es elegir un título y redactar una sinopsis:

“El pódcast de las cajas”

¿Alguien dijo cajas? Un pódcast de emprendedores que no solo va a tocar el aspecto comercial de las cajas, te va a contar como estas se relacionan con todo: cine, historia, cultura popular y todo lo que entre en una caja.

Una vez que lo tengas, es hora de estructurar el episodio. Esto implica no solo las temáticas, sino también el tiempo y duración que van a ocupar cada una. 

Respecto a los tópicos, te conviene plantear algunos como preguntas y tener preparadas las respuestas. Este ejercicio te va a permitir organizarte mejor y va a posibilitar que tu discurso no sufra lagunas o baches. En este caso, supongamos que elegiste 30 minutos de duración y decidís repartir cada bloque en 10 minutos:

Bloque 1: Presentación ¿Quiénes somos? ¿Qué vas a encontrar en este pódcast?
Bloque 2: ¿Por qué elegimos vender cajas? Te contamos que oportunidades vimos para desarrollar este emprendimiento.
Bloque 3: Recomendados ¿Existen películas o series que se relacionen con las cajas?

Materiales

Algunas computadoras vienen con micrófono incorporado, pero también podés usar alguno que se enchufe al puerto USB o, inclusive, los que vienen incorporados con los auriculares de tu celular ¿Qué tipo de micrófono me conviene? Uno unidireccional, así no se filtran el canto de los pajaritos de tu ventana. O sí, como vos quieras. Tu pódcast, tu mundo.

¿Auriculares? Sí, porque la idea es que escuches lo que estás grabando o que tengas una noción de cómo va a salir ¿Algún programa en especial? El que quieras. Hay muchos que combinan grabación y edición de sonido. Sabemos que no te vas a andar bajando 40 programas cuando con uno podés hacer una sola cosa. A por él.

Grabación

Simple: grabá cuando y donde exista el menor ruido posible. A la hora de editar el sonido me lo vas a agradecer. No hace falta que grabes todo de un tirón, ya que después lo podés editar. Recordá que no contás con la fricción de “estar en vivo y en directo”. Equivocate y divertite. 

¡Está listo!

Tenés un montón de plataformas para subir tu pódcast: iTunes, Spotify, iVoox, SoundCloud, Audio Boom, Spreaker, Google Pódcasts y siguen las firmas. Si podés, subilas a todas, porque sucede que los usuarios suelen ser distintos, y no querés dejar a nadie sin la posibilidad de escuchar tu pódcast.

Por último, no olvides compartirlo en redes sociales para que el círculo de tu estrategia de comunicación se complete ¡Queremos escucharte!

TAGS: marketing, redes sociales, estrategia de comunicación, marketing online, contenidos, engagement, pódcast, radio, grabación, radio en internet, programa de radio, 
POR: Sebastián Caraballo.


Aventurero y emprendedor cultural. Estudié Letras y Comunicación. Dirijo Revista Burra, una publicación digital y experimental de cultura popular que explora diferentes recursos de narrativa periodística. Suelo aparecer en internet con artículos sobre música y ciencia ficción.
 

Santander Rio

Santander® 2019
Todos los derechos reservados.