Diez tips para mejorar nuestro bienestar en cuarentena

Para muchos de nosotros, nuestra casa es el lugar donde más cómodos y seguros nos sentimos. Algunos, incluso, estamos acostumbrados a trabajar desde allí en el formato “home office”. Pero lo que hoy estamos viviendo en nuestros hogares no algo a lo que estemos acostumbrados.
Ahora estamos recluidos y aislados en nuestras casas. Esta situación, ya sea que estemos solos o en familia, nos puede a provocar una sensación de aislamiento o encierro que genera mucho, mucho estrés y, sobre todo, nuevos hábitos de comportamiento. Esos hábitos tienen que ver con las rutinas que ya no podemos practicar bajo cuarentena. Por eso, tenemos que establecer nuevas rutinas que nos hagan bien y de eso se trata lo que vamos a ver a continuación. 

¿Cómo mejorar nuestro bienestar en cuarentena?

1- Establecé horarios para la comida y el sueño

Para lograrlo, tenemos que anclar a un horario fijo dos momentos fundamentales del día: la alimentación y el descanso.  
Lo que sucede en la cuarentena es que, al estar adentro de casa, haciendo toda nuestra vida adentro, se van corriendo los horarios. Más allá de que siempre está bueno tener una alimentación saludable y una buena calidad de sueño en términos de cantidad de horas, es fundamental marcar un tiempo para el almuerzo, uno para la cena, otro para irse a la cama y otro para despertarse. Si logramos generar una habitualidad con esta rutina, el resto de nuestro día va a ser mucho mejor, ya que todo lo demás se acomoda en función del horario fijo que ponemos como anclas para la alimentación y para el descanso.

2. Sacate el pijama

Este tip tiene que ver con la higiene y la salubridad, pero también con el verse bien, con la parte estética. Tenemos que mantener limpio nuestro hogar, tenemos que mantenernos higienizados nosotros y, por sobre todas las cosas, tenemos que cuidarnos de cualquier contacto que nos acerque al coronavirus, pero también tenemos que vernos bien.

Si bien ahora muchos de nosotros trabajamos desde nuestros hogares, seguramente tengamos videoconferencias. Además, en nuestras casas, atravesamos distintos lugares con espejos y ventanas que pueden devolvernos nuestro reflejo. En esos momentos, es necesario que nos veamos bien, porque si nos vemos bien nos vamos a sentir bien. Esto implica sacarnos el pijama, arreglarnos, ponernos ropa formal, aunque estemos dentro de casa, afeitarnos o maquillarnos. 

3. Relajá cuerpo y mente

Es importante practicar una actividad que nos permita relajar nuestro cuerpo, mente y espíritu. Generalmente, llamamos a esto “mindfulness”, pero también sirven actividades como el yoga, la meditación, el stretching o simplemente ejercicios de respiración.
No necesitamos hacerlo por mucho tiempo. A veces, bastan 15 minutos a primera hora del día o a última hora del día. Un simple ejercicio de respiración, conscientes del aire que está entrando a nuestro cuerpo, nos ayuda a relajarnos, a concentrarnos, a desestresar nuestra mente y llenar de energía a nuestro cuerpo y nuestro espíritu.

4. Ejercitate un poco todos los días

Durante los días de cuarentena es necesario que hagamos ejercicios físicos todos los días. Podemos practicar cualquier tipo de deporte en el que mezclemos musculación y actividad cardiorrespiratoria. 

Para poder mantenerlo en el tiempo, la clave es no pensar más en hacer una o dos horas de gimnasia, como solíamos hacer antes, sino hacer todos los días media hora: el lunes podemos hacer media hora de piernas; el martes, media hora de abdominales; el miércoles, media hora de ejercicios para el pecho; el jueves, media hora de ejercicios para la espalda; y el viernes podemos hacer ejercicios para los brazos. El sábado hacemos un ejercicio cardiointegral que nos permita transpirar y renovar el oxígeno y generar muchas endorfinas en nuestro cuerpo. Todos los días un poco. 

5. Divertite

Llegamos al momento de esparcimiento, recreación, de la diversión. Busquemos un rato, media hora o cuarenta minutos para dedicarnos a la lectura de un libro, a juntarnos con alguien de la familia para ver una película, a interactuar con nuestras redes sociales –no por trabajo, sino por mera diversión–, a tocar algún instrumento o realizar una actividad plástica. 

6. Negociá tiempos y espacios

Este tip tal vez sea el más importante, desde mi punto de vista, porque requiere que tengamos  una conversación con la familia, pero en términos de negociación. 

Estamos acostumbrados a convivir con nuestra familia o con las personas con quieres compartamos el hogar –si vivimos solos, la convivencia se da con los vecinos–.  Lo que no estamos acostumbrados es a tener este tipo de conversaciones que yo propongo. ¿Cuáles son? Son las de negociar espacios, lugares y momentos. 

Encontrar esos lugares y tiempos dentro de la casa para hacer nuestras actividades va a ser difícil. Si yo quiero trabajar y mi hijo quiere escuchar música fuerte, no va a ser posible. Si yo quiero hacer gimnasia y mi mujer tiene una videoconferencia en el mismo lugar, eso va a generar conflicto. Entonces, no demos por hecho que ya existen estas conversaciones. Sentémonos con las personas con las que estamos conviviendo en nuestras casas o con nuestros vecinos para negociar en qué momento y qué lugar cada uno de nosotros vamos a poder realizar nuestras actividades.

7. Socializá

No dejemos de tomarnos un rato para hacer un llamado y tener una conversación con un amigo, un familiar o con algún ser querido, sobre todo, si se trata de una persona que pertenece a uno de los grupos más vulnerables frente a la pandemia. 

8. Planteate un objetivo

Es muy valioso que, mientras estemos en cuarentena, tengamos un propósito que le dé sentido, un sentido adicional al de las responsabilidades habituales que tenemos. 

Vamos a seguir siendo padres, vamos a seguir trabajando y haciendo un montón de cosas desde casa, pero ya que estamos en casa en cuarentena, busquemos cuál va a ser ese propósito que nos va a ayudar a transitar la situación de una forma mucho, pero mucho mejor. Puede ser algo muy simple, como reparar algo de la casa o realizar una tarea que siempre quisimos hacer, como pintar un cuadro o terminar un libro. Esto implica ponernos una meta para que, cuando salgamos del aislamiento, podamos decir “mientras duró la cuarentena yo logré hacer esto que hace tiempo quería hacer”.

9. Informate con cuidado

Esto tiene que ver con el riesgo de sobreinformarnos, e implica que seamos muy prudentes y evaluemos qué tipo de información vamos a dejar entrar en nuestras casas, o, mejor dicho, en nuestras mentes. 

Si bien es necesario estar informado, tenemos que elegir bien el medio de comunicación que nos va a dar esas noticias. También es importante que nos volvamos conscientes de cómo estas nos afectan emocionalmente y que nos conozcamos a nosotros mismos para saber cuál es el mejor momento del día para exponernos a ellas.

Por ejemplo, si consultamos las noticias por la mañana, nuestro humor puede verse afectado para el resto del día, pero si las recibimos a la noche, tal vez quedemos sensibilizados y es posible que se altere nuestro sueño. Para evitar esto, el autoconocimiento es clave.

10. Organizate por día

Seguramente se están preguntando ¿cómo hacer todo esto en el lapso de un día? 

Para lograrlo, tenemos que modificar la unidad de tiempo con la que planificamos. Estamos habituados a programar actividades utilizando a la semana como unidad de tiempo: lunes y miércoles voy al gimnasio, martes y jueves hago otra actividad, los sábados voy al club, el domingo con la familia...
La clave es encontrar el equilibrio que nos permita aplicar todos estos consejos a lo largo de un día y, para eso, la unidad de medida para planificar nuestras actividades tiene que ser de un día. Se trata de hacer “un poquito de todo” durante las 24 horas que tenemos. Esto es lo que nos va a permitir mejorar nuestro bienestar en cuarentena. 

Estamos viviendo en un contexto para el cual no estábamos preparados porque nunca antes habíamos pasado una situación similar. Pero atravesar una cuarentena producto de una pandemia trae una cantidad de aprendizajes que tenemos que aprovechar y muchos de ellos tienen que ver con nuestra capacidad de adaptarnos a estas situaciones sin dejar de cuidar nuestro bienestar físico y mental. 

Espero que puedas poner en práctica estos consejos y ¡sigamos cuidándonos! 

TAGS: #bienestar #cuidados #consejos #mindfulness #COVID19 #quedateencasa #SantanderWomen #AulaVirtualWomen
POR: Guillermo Günwaldt 

Guillermo Günwaldt es Licenciado en Administración de Empresas y Coach Ontológico profesional. Tiene una amplia experiencia en el desarrollo de negocios y la gestión de las organizaciones. En los últimos 10 años, ejerció el cargo de director de la Escuela de Negocios de IDEA, una de las instituciones más prestigiosas de la Argentina. Actualmente se desempeña como Coach Ejecutivo, Conferencista y Facilitador de procesos de aprendizaje y liderazgo.
 

Santander

Santander® 2020
Todos los derechos reservados.