Banco Santander Río S.A. es una sociedad anónima según la ley argentina. Ningún accionista mayoritario de capital extranjero responde por las operaciones del banco en exceso de su integración accionaria (Ley N° 25.738); tampoco lo hacen otras entidades que utilicen la marca Santander.